Events, People

Una Gala del Sida muy ‘millennial’

La novena Gala del Sida alcanzó el lunes 19 de noviembre  720.126 euros que se suman a los más de 6 millones que se han recaudado en las nueve ediciones que se han hecho hasta ahora. Con el fin de difundir al máximo la causa y porque en  la organización estaba Gestmusic, en esta ocasión el espectáculo giraba mucho alrededor de millennials con éxito como David Bisbal (que será padre de un niño en los próximos meses con Rosanna Zanetti) y una serie de triunfadores de OT a quienes las fans esperaban en la puerta trasera de la sala Oval del MNAC, preparada para dar de cenar a 800 personas.

La ganadora de OT en 2017, Amaia, llegó con un traje chaqueta de Margiela (elección muy vanguardista), separada de Alfred García, que vestía una tela floreada firmada por Juan Avellaneda, y, no vivió su mejor noche con la que hasta entonces había sido su pareja. La cámara de un paparazzi captó la que parece ser la conversación que finiquitó su relación. Penita.

Avellaneda prefirió lucir una americana con un tigre bordado, toda roja, que no era de su marca, sino Gucci. Es el color de la lucha por erradicar una enfermedad que todavía afecta a más de 35 millones de personas en el mundo.

El tono lo llevaban también Mireia Canalda, con un diseño encorsetado de YolanCris, la firma barcelonesa que ha vestido de rosa al fenómeno Rosalía para los premios Grammy latinos;

 Lo visitó también la embarazada Aina Clotet; Laura Escanes; Ana Guerra y Ona Carbonell, a pocos días de ganar Masterchef celebrity, a quien vimos desfilar con otros concursantes como Mario Vaquerizo y también con Jordi Cruz, en una noche en que no le tocaba cocinar. Los que sí lo hicieron fueron Nandu Jubany, Carles Gaig, Carles Abellán y Hideki Matsuhisa.

Roja era también la americana de la mujer de Quim Torra, la de Ada Colau, los pendientes de Martina Klein y los labios de Vanesa Lorenzo (en portada dentro de un etéreo Ermanno Scervino, con Carles Puyol y Ona). Unos looks que encajaban con el nombre de la fiesta, #People in Red, denominación que surgió hace dos años cuando la gala contra el sida, que desde el primer día presidió y potenció Miguel Bosé con el doctor Bonaventura Clotet, se trasladó a Madrid, y en Barcelona se improvisó otra para no quedarse sin nada.

Ahora, con Jesús Vázquez sustituyendo Bosé (vive en México y está inmerso en una polémica separación sentimental con cuatro hijos de por medio) y asegurando que todo está bien con el cantante, tuvimos una alfombra roja muy televisiva (los Javis, Antonia Dell’Atte, Mario, Ángel Llacer (que está genial en la obra La Jaula de las Locas)) y también instagramers como Dulceida y Alba Paul. Dulceida vestia de princesa y el autor del diseño, Ze Garcia, le sostenía la cola:

Bisbal aprovechó la alfombra roja para hacer algo inédito: protestar porque Sálvame llamó a su madre para preguntarle por la polémica relación que el cantante mantiene con su ex, Elena Tablada.  «Mi trabajo es la música, mi madre se merece un respeto. Ha recibido más de 100 llamadas por este motivo».

 

Si te ha gustado sigue este blog y sígueme en:

Twiter: @MarijoJordan

Facebook.com/MarijoJordan

Instagram=MarijoJordan