Cook Art

La Boqueria de Óscar Manresa, un libro con sabor y caña

Oscar Manresa con su libro en La Boquería

Cuando se cumple un año de los atentados en La Rambla nos acercamos al emblemático mercado de La Boquería de la mano de Óscar Manresa y su libro lleno de anécdotas y de ganas de reivindicar un futuro feliz para todo un símbolo de la ciudad

Óscar con Albert Adrià, que prologa el libro

Óscar con Albert Adrià, que prologa el libro

Una de las primeras imágenes con las que te encuentras al abrir el libro Mi Boqueria (Planeta Gastro) es la de La Rambla en agosto pasado llena de flores y velas, porque Oscar Manresa no podía dejar pasar ese momento terrible en que su adorado mercado, que nunca calla, “parecía uno de esos pequeños pueblos del Caribe que han sido asolados por un huracán y en los que nadie sabe qué decir, tal vez porque no hay nada que decir”. El chef dedica a las víctimas del terror una obra que ha querido retratar cómo es la vida (que es lo opuesto a la muerte) en un espacio de 800 años de historia que recorre desde hace más de 30 años: “Aquí también trabajaba la que sería mi mujer, y aquí nos enamoramos “, dice.

La Boquería

 Pero no cree que el tono del texto sea sentimental, ni mucho menos. Con todo el cariño del mundo igual te cuenta que Núria de Can Vila dejó el banco donde trabajaba porque “estaba harta de joderle la vida” a la gente, que reflexiona con Aina Capdevila de Avinova sobre el futuro del mercado diciendo que morirán con las botas puestas al estilo del general Custer. Hay anécdotas, opiniones, retratos y también recetas.

Óscar Manresa en La Boquería

Con tres negocios alrededor del mercado, Casa Guinart, El Altar y el bar de ostras Joël’s, Manresa no esconde que su visión es personal e intransferible, que aparecen los personajes con los que tiene afinidad, de diferentes sectores y productos. Eso sí, no falta el imprescindible Pinocho de quien “algunos afirman que se le vio en Wateloo cuando derrotaron Napoleón”, ni ‘el Quim’, con sus 30 taburetes siempre ocupados.

Romain Fornell, Oscar Manresa, Albert Adrià

El prólogo le hace un vecino de la zona, Albert Adrià ( “me instalé en 1999 porque compraba aquí cada día para elBullitaller y también para mí”) enamorado del mercado desde niño. El chef está convencido de que hay que encontrar el equilibrio entre el tsunami del turismo y la cultura tradicional del mercado, que hoy en día además vive una renovación: “Por ejemplo, se está abriendo a la cocina asiática”. Para Manresa resulta vital que la evolución se adecue a las necesidades actuales: “En Cuzco he visto como en los puestos de frutas hacen zumos naturales al momento y en Japón como te abren un atún y te preparan un sahimi al instante “. Y cita el Francesc de les olives, el Tony Soprano del mercado, como un ejemplo, “porque prepara unas deliciosas papelinas con mezclas de aceitunas deshuesadas prácticas y sabrosas”. “Debemos apoyar a los comerciantes y los mercados, que son nuestro patrimonio”, apuntaba Oriol Castro que está encantado de tener su Disfrutar ante el renovado Ninot.

 

Oscar Manresa, Albert Adrià y Marijo Jordan

Si te ha gustado sigue este blog y sígueme en:

             Twiter: @MarijoJordan

             Facebook.com/MarijoJordan

             Instagram=MarijoJordan